Asipnor – Industriales Pesqueros

Pescadores y comunidad de Tocopilla celebraron con devoción a San Pedro

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Pescadores y comunidad de Tocopilla celebraron con devoción a San Pedro

APL Caleta Riquelme Sustentable

 

  • Tradiciones culturales y religiosas que se transmiten de generación en generación desde hace 150 años fueron el marco para festejar y agradecer al patrono de los hombres de mar. La comunidad de Tocopilla acudió a la caleta para danzar, orar y disfrutar de la comida preparada para la ocasión.

Tocopilla, junio 2023. Como si San Pedro lo hubiese decretado, el día lunes feriado amaneció con un cielo radiante en la ciudad de Tocopilla. El sol de temprano iluminaba cada rincón de la caleta de pescadores que fue limpiada y adornada para celebrar como Dios manda a San Pedro, uno de ellos, un pescador, escogido según la tradición católica, por Jesús para ser “pescador de hombres”.

Nada se improvisó, el Santo desde temprano en el lugar más destacado de la caleta esperaba a la comunidad que tradicionalmente cada año se congrega para festejar este día. Los esforzados hombres de mar dejan a un lado sus redes y se enfocan en agradecer a San Pedro por el sustento que su trabajo les permite llevar a sus casas y piden por los que ya no están entre ellos, una larga lista de pescadores que perdieron su vida en el mar.

La fiesta de San Pedro es una expresión de las tradiciones populares, que se traducen en ricas y diversas manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial de cada pueblo, tiene que ver con “expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, actos festivos y rituales”. Así quedó de manifiesto ese día: coloridas ornamentaciones, flores, brillos en las vestimentas de los bailarines, mucha comida con productos del mar, bebestibles, bandas de bronces, devoción, cánticos, algarabía, antorchas, procesiones y fe cristiana.

Danzas, cánticos y mucha fé

“Nos preparamos para este día con mucha anticipación, queremos agradecer y venerar a nuestro patrono como siempre se ha hecho aquí”, señaló René Niculcar, presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Tocopilla. Agregó que lamentablemente hace muchos años (más de 20) que no han podido sacar a San Pedro en bote, “la mar no nos acompaña en estos días, pero hacemos una procesión con San Pedro por los alrededores de la caleta y terminamos en el muelle con antorchas, música y bailes”, comentó el dirigente.

Por su parte Marcos Gómez Barrera, presidente de Corporación Norte Pesquero, agradeció a los pescadores por mantener vivas este tipo de tradicionales culturales que “otorgan identidad a las expresiones de religiosidad e integra las formas de sociabilidad familiar, gremial y comunitaria”. Agregó que es muy reconfortante participar de estar celebraciones porque estos ritos “constituyen en muchos casos el momento supremo de la realización social del valor del trabajo”.

Entre los cuerpos de baile presentes que danzaron para San Pedro estuvieron la Sociedad Religiosa de Baile Gaucho de la Virgen del Carmen (fundada en 1950), la sociedad Religiosa Baile Moreno Cóndor (1963), la Sociedad Religiosa del Carmen Gitano (1965) y la Agrupación Tinku Servidores de San Lorenzo (2008)

A la actividad fueron invitadas distintas autoridades de la comuna de Tocopilla, representantes del municipio, de la Capitanía de Puerto, del programa Servicio País, de la Corporación Norte Pesquero; quienes participaron de los bailes, la comida y la misa ante un sol abrasador que hasta insoló a San Pedro.

La fiesta religiosa-cultural terminó en la sede social del sindicato, autoridades, pescadores, sus familias y la comunidad pudieron disfrutar de preparaciones típicas de la zona, principalmente mariscos y pescados. Todos los aplausos se los llevó Juan Cisterna, cocinero autodidacta más conocido como “Juan Sonrisa”, quien se lució con sus platos, entre ellos bonito escabechado, pulpo al olivo, pulpo con salsa tártara, locos con mayonesa casera, choro zapato en salsa verde, hamburguesas y ceviche de mono. ¡¡¡Un festín!!